DESINTOXICACION CANNABIS en barcelona

DESINTOXICACION DE CANNABIS EN BARCELONA

La desintoxicación de cannabis en Barcelona es un tratamiento cada vez más demandado en los últimos años. El cannabis es una de las sustancias más populares ahora mismo en España y se requiere una desintoxicación de cannabis en Barcelona para eliminarla del organismo.

La marihuana y el cannabis se vinculan con la juventud y sobre la que existe la percepción de que se trata de una droga poco peligrosa, fácil de dominar. Sin embargo, en CITA sabemos bien que es un error subestimar el peligro del cannabis. Cada año son muchos los pacientes que reciben tratamiento de desintoxicación de cannabis en CITA por esta adicción.

No es cierto que el cannabis no resulte adictivo, igual que no es cierto que, como se dice, apenas sea dañino para la salud. Están perfectamente comprobados los efectos perjudiciales del cannabis para la salud, en especial entre los más jóvenes es por eso que se recomienda un tratamiento del cannabis. La edad media de consumo del hachis es de 15 a 16 años.

TRATAR LA ADICCIÓN AL CANNABIS EN BARCELONA

Tratar la adicción al cannabis en Barcelona es posible gracias a CITA, un centro de adicciones en Barcelona que trata todo tipo de adicciones.

El consumo de marihuana es bastante antiguo pero la primera gran explosión de su popularidad se produce en los años sesenta. La marihuana fue muy utilizada y valorada por los movimientos contraculturales por sus efectos relajantes e inhibidores.

La contracultura americana destacó por su uso de la marihuana, pero en Europa, durante esos años, el consumo de marihuana y sus derivados se extendió por todo el continente con muy pocas excepciones, una de ellas España.

El incremento del uso de cannabis fue en España bastante posterior y se ha producido, sobre todo, como una droga vinculada a la juventud y sobre la que existe una conciencia de riesgo muy escasa.

PELIGROS DE LA ADICCIÓN A LA MARIHUANA

Existe bastante confusión acerca del cannabis y de sus formas de consumo. El cannabis, según la ONU, es la sustancia ilícita maś consumida en el mundo. Aquí empiezan los problemas de indefinición, porque, para empezar, la marihuana no está prohibida de forma casi universal (como la cocaína o la heroína) sino que se mueve entre lo ilegal, lo alegal y lo permitido según los países.

Esta falta de uniformidad legal respecto al cannabis puede llevar a confusión y hacer suponer a algunos que, puesto que existe una barrera legal menos sólida es porque no se trata de una sustancia tan dañina como otras.

Conviene ser claros es este aspecto:  la marihuana no posee el nivel adictivo de sustancias como la cocaína ni produce en el organismo los efectos devastadores de la heroína, pero está sobradamente demostrado que la marihuana afecta negativamente a la salud del individuo y que es una sustancia adictiva.

Ningún gobierno del mundo pretende fingir que la marihuana sea beneficiosa para la salud de los ciudadanos. Lo que hay alrededor de la sustancia es una cierta permisividad tejida por el hecho de que la demanda de la sustancia es imparable por medios legales.

Lo que se intenta con la legalización, es conseguir un mayor control de la sustancia apartándola de la sombra del tráfico clandestino, con todo, la marihuana es, definitivamente, una sustancia dañina y no existen dudas al respecto.

Sucede algo parecido con el tabaco, por ejemplo, ningún gobierno sostiene que el consumo de marihuana sea beneficioso, al contrario. La legalización de la sustancia, allí donde se ha producido, se ha realizado siempre bajo controles estrictos de venta y de consumo. El mensaje es claro: la sustancia puede ser legal, pero no por eso deja de ser perjudicial para los usuarios.

¿CUANDO ES DAÑINA LA MARIHUANA?

Estudios recientes demuestran que incluso un consumo reducido de marihuana puede afectar al cerebro, muy especialmente en el caso de los adolescentes.

La forma y el tamaño de dos regiones del cerebro implicadas en la emoción y la motivación pueden variar en los jóvenes que fuman marihuana por lo menos una vez por semana.

Según estos estudios el uso recreativo de marihuana puede llevar a cambios en el cerebro no identificados previamente. Las conclusiones muestran que todavía no hemos llegado a un conocimiento pleno de los efectos del consumo de marihuana a largo plazo.

¿CÓMO SE CONSUME LA MARIHUANA?

La forma más habitual de consumo del cannabis es por vía respiratoria, bien fumado o vaporizado.

No todas las plantas de cannabis son aptas para su consumo recreativo. La especie que se utiliza, por su alta concentración de THC, es la cannabis sativa, y, en concreto, las flores secas, denominadas “cogollos”. También es habitual la extracción del aceite de cannabis y se puede consumir oralmente.

Pero las más populares de las variantes de consumo en España es, de lejos, el consumo de la resina: el hachís. Hachís proviene del árabe “hierba seca”. El magreb es quizás el punto de exportación de hachis más importante del mundo y su cercanía con la península habrá tenido mucho que ver para la popularización del producto en neustro país. El hachis destaca por su potencia y es frecuente consumirlo mezclado con tabaco. En España se lo conoce también como “chocolate” o “costo”.

¿CÓMO ENFOCAR EL PROBLEMA CON EL CANNABIS EN BARCELONA?

Para poder emprender un tratamiento integral de desintoxicación con jóvenes con este problema de consumo, es preciso desarrollar un programa destinado a modificar su relación con las drogas y prevenir situaciones de riesgo derivadas de su conducta.

Nuestro objetivo es que el joven tome conciencia de la problemática del consumo y de sus consecuencias. Esta concienciación es fundamental para establecer un tratamiento de deshabituación del cannabis que sea realmente eficaz. Se trata de establecer alternativas para el cese del consumo, y concienciarle de que hay hábitos más convenientes y saludables.

Para lograr nuestro objetivo, el tratamiento para el cannabis incidirá especialmente en que el joven o adolescente aprenda a identificar las sensaciones, pensamientos, y circunstancias que le rodean antes de consumir y desarrolle estrategias y habilidades concretas para modificarlas. Se trata de lograr, no sólo la deshabituación del consumo, sino de sentar las bases para que esta sea permanente.

DEJAR EL CANNABIS Y LA MARIHUANA AHORA











He leído y acepto la política de privacidad

Verificación:

captcha
Introduce los datos de la imagen: