Pajita anti-drogas

Tres estudiantes de instituto han patentado una pajita reactiva que sirve para detectar las llamadas drogas de sumisión en la bebida.

Si la pajita entra en contacto con sustancias usadas para someter a la víctima a abusos sexuales, como la Ketamina o el Rohypnol, el reactivo toma un color azulado.

Algunos violadores recurren a las denominadas ‘drogas de violación’, sustancias sedantes que se añaden a la bebida, sin que las víctimas lo adviertan, y que sirven para anular su voluntad, de modo que no puedan ofrecer resistencia al abuso sexual.

Para evitar estas situaciones, a tres chicas de un instituto de Miami, en Florida, se les ocurrió desarrollar un dispositivo que sirviera para detectar estas situaciones, con la idea de que su invento pueda ser útil en bares, pubs y discotecas.